Gracias a que ahora tomo NANOAGUA Rica en Oxígeno, en mi vuelta en bicicleta en la Sabana de Bogotá de fin de semana, ya me puedo unir al grupo que visita varios poblados.