Rodolfo Llinás avanza en investigación con agua potenciada

El neurocientífico colombiano Rodolfo Llinás, quien visita el país estos días (El Tiempo – Redacción Vida de Hoy, Nov. 22/2013) volvió a referirse a su investigación sobre agua con nanoburbujas que, según ha dicho, tiene el potencial de convertirse en el futuro en un tratamiento eficaz contra enfermedades.Desde hace un tiempo, Llinás trabaja, junto con investigadores estadounidenses y colombianos, en este proyecto que busca crear un agua más eficiente, pero sin modificar su estructura, para convertirla en un elemento que les provea a las células mayores elementos de funcionamiento, de defensa y de sobrevida. Se trata, en otras palabras, de un agua que optimiza el estado vital.
El investigador aseguró que por ahora lo importante es establecer si esta sirve o no, antes que pensar en los posibles costos que tendría su comercialización. En ese orden de ideas, se refirió a uno de los experimentos llevados a cabo por él con ese propósito, y que consistió en poner dos peces dorados en peceras llenas con una solución que contiene nanoburbujas.

Afirmó que al comienzo pensó que los animales habían muerto porque se habían quedado completamente quietos en el fondo de los recipientes. Sin embargo, pronto comprendió que el comportamiento de los peces se debía al altísimo contenido de oxígeno del agua, que les permitía permanecer quietos en un mismo lugar.

Esto, valga decirlo, no ocurre normalmente, pues los peces buscan oxígeno en diferentes lugares, lo que los lleva a moverse en diferentes direcciones. Llinás mostró el video del experimento, durante una rueda de prensa llevada a cabo este jueves en el Centro Interactivo Maloka, en Bogotá.
Las nanoburbujas serían el principal ingrediente de una solución salina que en el cuerpo humano generaría una potenciación de ATP, la molécula encargada de la transferencia de energía en las células, lo que ayudaría al proceso de saneamiento de los tejidos. Según Llinás, las nanoburbujas tienen efecto antiinflamatorio, de neuroprotección y de optimización celular.
El neurocientífico aclaró, no obstante, que “no se trata de agua mágica” y que todavía falta mucha investigación. Se espera que las nanoburbujas puedan llegar a cumplir un papel importante en el tratamiento de enfermedades como el Alzheimer, el Parkinson, la esclerosis múltiple y el asma.
“Es algo nunca antes visto, son propiedades del agua que no se conocían. Si Colombia lograra crear tratamientos que dieran resultado a partir de estas nanorburbujas, podríamos hablar de una postura que el país nunca ha tenido en el mundo científico”, agregó Llinás.

¿Cómo se obtiene esta agua?
El agua normal es sometida al influjo de una alta concentración de energía, a través de un proceso de nanotecnología. Con eso se logra que en el líquido ocurra un fenómeno llamado cavitación, gracias a lo cual se producen nanoburbujas de vacío en las que se inserta el oxígeno (dentro del cristal normal del agua), multiplicando así su capacidad de oxigenación.
Esta propiedad le confiere al oxígeno un poder especial sobre todas las células, principalmente por un cambio de relación entre las membranas de éstas con la nueva forma de agua (una nueva relación entre las células y un agua mucho más eficiente dentro de su capacidad vital).
Esto hace que el agua se potencialice, dándole a la estructura celular unas mayores condiciones de actividad, de defensa, de funcionamiento y de sobrevida. Eso permite que las células sean más resistentes a enfermedades, que funcionen mejor y que sobrevivan más. La hipótesis de Llinás apunta a que, al tener las células estas propiedades, podrían tratarse, e incluso prevenir, enfermedades causadas por el deterioro celular.

El Tiempo – REDACCIÓN VIDA DE HOY
22 de noviembre de 2013, 12:35 am
Rodolfo Llinás avanza en investigación con agua potenciada

Add Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.